El derecho a saber o el derecho a vivir?

En caso de que el médico le dice al paciente todo? Y si el pronóstico de la enfermedad es muy desfavorable? Los resultados de los estudios científicos y la opinión del psicoterapeuta.

El derecho a saber o el derecho a vivir?

La honestidad en una relación con un cliente - uno de los principios básicos sobre los que construyeron la civilización occidental en la práctica general y médica en particular. Este principio se basa en los paradigmas morales mentir fornicario tiene derecho a ser informado acerca de todo lo que se relaciona con ella. Además, la comunicación honesta tiene prioridad sobre falso y desde un punto de vista pragmático: el hombre tiene que pensar en la situación en su verdadera luz y en su totalidad con el fin de decidir cómo comportarse con el fin de hacer una elección personal, que sin duda tiene el derecho de .

Pero hay casos que ponen en tela de juicio este principio. Si una persona se encontraba en una situación que cuando se ve desde el lado parece sin esperanza, y él lo percibe como tal, dejó caer las manos y desarrollar un sentido de impotencia. Como resultado de ello, por lo general no es capaz de tomar cualquier esfuerzo para tratar de cambiar algo. Pero la llamada evaluación objetiva de la situación por lo general no tiene en cuenta el potencial de su dinámica - que bien puede ocurrir cuando un enfoque creativo para la solución de problemas y en general con el comportamiento activo del individuo, lo que sucedió en esta situación.

La introducción de un paciente con un pronóstico fatal - no protege sus derechos humanos, y la defensa del médico contra los cargos de ocultar la verdad

Esto es particularmente relevante para la salud humana. preservación de la salud y la restauración en el curso del tratamiento depende en gran medida el potencial de las funciones inmunes del cuerpo, y que, a su vez, está determinada en gran parte por la búsqueda activa de la conducta humana. * Un reciente estudio internacional sobre los pacientes con cáncer **, los cuales fueron considerados incobrables y, según el pronóstico médico moriría pronto. Pero sobrevivieron, e incluso curar la enfermedad. Los investigadores encontraron que común a todos los sobrevivientes fueron comportamiento activo: participación activa en el proceso de tratamiento (buscar la información en Internet sobre la enfermedad y nuevos enfoques para el tratamiento, la búsqueda de médicos cualificados, etc ...), la participación activa en la vida social, incluyendo ayudar a los demás personas. Muchos de estos pacientes son conscientes de que el pronóstico sin esperanza, pero esta información provocó un sentimiento de impotencia hizo que protestan y se convirtió en un incentivo para resistir.

Mucho más a menudo la gente después de dicho pronóstico en espera pasivamente el final - y no morir. Mensaje de condenación desarma el rostro humano de su enfermedad. Este mensaje puede ser fatal incluso en el caso de error médico - .. Es decir, si una persona no tiene realmente el cáncer! Y si los pacientes se determinaron a los médicos y psicólogos para luchar y lo haría, por ejemplo, están familiarizados con los resultados del estudio anterior, el número de supervivientes muy podría aumentar. Pero para hacer que los médicos deben abandonar la idea de que el paciente como una persona independiente, debe ser plenamente consciente de que el pronóstico de la enfermedad. Toda la información acerca de que no posee uno, a causa de la enfermedad no sólo depende de la actuación por el momento, pero también de la posición vital del paciente. E incluso si una persona muere todavía de la enfermedad, la vida activa en su tiempo restante se llena de sentido y esperanza. Familiarizar al paciente con un pronóstico fatal - no protege sus derechos humanos, y la defensa del médico contra los cargos de ocultar la verdad. Este ajuste se debe cambiar a nivel de toda la sociedad. El derecho a la vida por encima del derecho a este conocimiento, que puede ser potencialmente mortal.

* Detalles: VS Rotenberg, Vladimir Arshavskii. "La actividad de búsqueda y adaptación" 1984.

** M. Frenkel et al, en Support Care Cancer, 19 :. 1125-1132, 2011